historia del futbol

Saturday, September 10, 2005

tecos



El equipo de Futbol Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara ingresó en el ámbito profesional gracias a la inquietud de jóvenes estudiantes, encabezados por el entonces universitario Antonio Leaño Reyes, quien con su entusiasmo y el apoyo de algunos compañeros, infundió sus metas a las autoridades universitarias, las cuales lo apoyaron decididamente en esta ambición fuertemente anhelada, la que pudo verse hecha realidad a mediados del año 1971.Se debutó en la liga de futbol profesional de la Tercera División en la temporada 1971-1972 con una selección de estudiantes de las escuelas y facultades de Comercio, Ingeniería, Derecho y Medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara. Fueron un total de 20 estudiantes bajo la batuta del Sr. Donald Ross (q.e.p.d.), director técnico uruguayo que logró con el Guadalajara su primer campeonato.Al finalizar el año de 1971, es decir, a mitad del campeonato, el Sr. Ross tuvo que dejar la dirección técnica debido a problemas de salud que lo aquejaban, fue entonces cuando el Lic. Humberto López Delgadillo, amante del futbol y aficionado activo al mismo, tomó interinamente las riendas del equipo.Don Humberto dejó el mando del equipo semanas después en manos del Sr. Guillermo "Tigre" Sepúlveda, destacado jugador del Guadalajara en la época en que se le denominaba "El Campeonísimo".
Precisamente por ser un equipo cien por ciento estudiantil, surgieron problemas para entrenar, viajar y concentrarse, sobre todo cuando los muchachos se encontraban en periodos vacacionales o de exámenes, por lo cual su primera temporada como profesionales no se caracterizó por ser afortunada.Conservando como base la selección estudiantil que se tenía, se inició la temporada 1972-1973 con el Sr. Sepúlveda al frente de la escuadra universitaria, la cual tuvo una campaña de mejor nivel competitivo y obtuvo tan buenos resultados, que se ganaron el derecho de jugar por el ascenso a la división inmediata superior.Se jugó un hexagonal con los equipos de Coatzacoalcos, La Piedad, Acámbaro, Celaya, Necaxa y la Universidad Autónoma de Guadalajara. Derrotando en su último encuentro a La Piedad por 4-0, los Tecos ganaron el ascenso a la Segunda División.Preparando su debut en la Segunda División, los Tecos se vieron en la necesidad de reforzar su plantel con jugadores de mayor experiencia, contratando así a Felipe de Loza, Arturo Gómez, Guillermo "Didí" González, Arturo Jáuregui y "El Charro" Rodríguez, además de un alumno de la Escuela de Contabilidad de la Autónoma, Sergio Quirarte.
Al inicio de dicha temporada, la historia se repetía. El equipo no marchaba de la manera que se requería. Fue entonces cuando llega al frente del equipo el técnico que dirigía la selección universitaria, el Sr. Everardo "Cuate" Villaseñor (q.e.p.d.). Entonces el barco empezó a enderezarse para la segunda vuelta del torneo y terminaron en quinto lugar de la tabla general, ganándose el Sr. Villaseñor de esta manera, el respeto y confianza tanto de la directiva como de su plantel de jugadores.Para el siguiente año, temporada 1974-1975 y continuando Don Everardo como timonel del equipo, Tecos se reforzó con el firme propósito de lograr el ascenso a la División de Honor. Al término de la misma los universitarios se encontraban como líderes indiscutibles de la competencia y entraron directamente a la lucha por el tan ansiado logro. Irapuato y Tecos se encontraban empatados en puntos y tuvieron que jugar un partido extra para realizar el desempate, que fue jugado en el Estadio Azteca el 5 de julio de 1975, logrando el triunfo los emplumados con una solitaria anotación de Salvador Barba.
Una vez que se estrenaron en la Primera División, los Tecos mantuvieron casi el mismo cuadro aunque la directiva, presidida en aquel entonces por el Ing. Juan José Leaño Álvarez del Castillo, comisionó al Tesorero Lic. Antonio Leaño Reyes, a viajar a Sudamérica a buscar elementos tanto de experiencia como de valía para que se integraran al equipo. Se visitaron Paraguay, Uruguay, Argentina y finalmente Chile, país en donde se encontraron a los elementos adecuados para fortalecer al plantel con los seleccionados nacionales Sergio Ahumada y Miguel Ángel Gamboa, además de Francisco Las Heras y Mario Oscar Maldonado.En México, al quedar transferible otro chileno, Roberto "Negro" Hodge (q.e.p.d.), se integró con sus compatriotas, además de los nacionales Prudencio "Pajarito" Cortés y Fernando Santillán, provenientes del Club América.Se inició con el Torneo de Copa y debutan los Tecos en la Primera División el 3 de septiembre de 1975, enfrentándose al Puebla. Su primer triunfo en torneo de liga se verificó un mes y medio después, el 29 de octubre en el Estadio Jalisco, derrotando a los "Gallos" con marcador de 2-0.A mitad de la temporada, se reforzó el plantel con Raúl Basurto, proveniente del Cruz Azul y Alejandro Ojeda, mediocampista del América. Urgidos de puntos, llegó al relevo de la dirección técnica el Sr. Carlos Timoteo Grigoul, quien dirigió al equipo Rosario Central de su natal Argentina durante nueve años, logrando con él coronarse en diferentes competiciones.En su primer año como participantes de la Primera División, los Tecos lograron clasificarse a la liguilla por el título, al posicionarse en octavo lugar de la tabla general y segundos en su grupo. Lamentablemente, en los cuartos de final, su contrincante, el América, vino a vencerlos a casa y afianzó su pase a la siguiente ronda en el Estadio Azteca. Tecos por primera vez, quedaba fuera de la competencia, pero dejaba un grato sabor de boca a sus aficionados.
La siguiente temporada en la Primera División, 1976-1977, continuando el Sr. Grigoul al frente del equipo, se buscó reforzar al equipo en todas sus líneas, en especial la defensa. Después de 20 partidos, Don Timoteo fue requerido por su antiguo club, el Rosario Central, y regresó a su país dejando al equipo con notable mejoría en relación con su primer torneo.Al relevo llegó la dupla formada por Jesús Trelles y Diego Malta, terminando la temporada de una manera regular, sin clasificar a la liguilla por el título.La directiva, preocupada por tener un digno equipo representativo de la Institución, realizó contrataciones inteligentes destacando en primer término al entrenador, el húngaro Arpad Fekete, los brasileños Spencer Coelho y José Geraldo Candido (q.e.p.d.), además de los mexicanos José Antonio Rodríguez y Juan Manuel Álvarez.Esta temporada se caracteriza por ser una de las mejores del cuadro Autónomo bajo el mando del húngaro, ya que se califica a la liguilla final faltando cinco fechas, lográndose 46 puntos e imponiendo récord de más goles anotados en torneo regular. Son eliminados en cuartos de final por los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, que a la postre serían los campeones del torneo.
Para la temporada 1978-1979 inicia el torneo el director técnico sensación del Mundial de Argentina en el 78, el austriaco Helmut Senekowitsch, quien logra 41 puntos, siendo octavos en la tabla general; no logran la ansiada clasificación.En la temporada 1979-1980, llega el baluarte de los "Once Hermanos", Horacio Casarín (q.e.p.d.), con quien realizan una excelente pretemporada en España -a invitación de Senekowitsch quien dirigía al Cádiz- ganando el trofeo "Sol de Valencia".
De regreso al país, y con sólo diez primeras fechas como timonel debido a los resultados obtenidos, Casarín deja su lugar al argentino Luis José "Lucho" Grill, quien inicia una serie de relevos en la historia del Club. El equipo logró colocarse en el décimo lugar en la tabla general de posiciones con 36 unidades. No se logra clasificar, pero se obtiene un tercer lugar en el campeonato de goleo individual con Hugo Enrique Kiese, quien anotó 24 dianas.Es una gran satisfacción recordar aquella excelente campaña en 1980-1981, cuando el uruguayo Carlos Miloc arriba a la Institución para hacerse cargo del equipo. Por primera vez se llega al final del torneo regular en el liderato de la tabla, además de ser el favorito para quedarse con el título.Este conjunto logró el récord -vigente en la actualidad- de obtener 20 partidos consecutivos sin conocer la derrota. El conjunto del récord estaba integrado por Edmur Lucas, José Luis Trejo, Juan Manuel Álvarez, Francisco Javier Rodríguez, Alfredo Haywood, Alfonso Oviedo, Raúl Basurto, José Luis Suárez, Fabián Rosas, Fernando López Vega, Jaime Arana, Milton Da Cruz, Francisco Alvarado, Horacio Jácome, Manuel Chavarría, Víctor Elizalde, José Luis Martínez y Prudencio Cortés.
Una vez finalizada la era "Miloc", el español Héctor Núñez llega a la Institución para clasificar a la liguilla y se realizaron un sinnúmero de cambios para lograr una escuadra ganadora. Entre los jugadores noveles empezó a destacar un jugador que participaba en las fuerzas inferiores, de poca estatura, pero de gran potencia tanto creativa como de desborde, su nombre, Javier "Chícharo" Hernández.El "Chícharo", dirigido por Núñez, se abrió camino en el arduo futbol mexicano hasta llegar a la Selección Nacional, representando a México como sede en 1986 y caracterizándose por ser el mejor extremo del país.Para la siguiente temporada, y dándole continuidad el español, refuerza al equipo con el lateral Francisco Chávez y Guillermo "Wendy" Mendizábal, además del uruguayo Antonio Alzamendi, quien dejó constancia de su calidad y prestigio internacional, siendo la primera vez que se clasificaba a semifinales, pero ante su primer rival fue eliminado y una vez más, la esperanza de ser campeones quedaba en el camino.Empezaba la temporada 1983-1984, cuando llega un dueto de entrenadores mexicanos, Diego Mercado y Diego Malta, quienes tuvieron una gran temporada con Tecos, punteando en la tabla general a muy corta distancia de terminar nuevamente como superlíderes del torneo, clasificando muy fácilmente en su grupo.
El primer cotejo de la liguilla se realizó en el "nido tecolote" y se perdió con la mínima diferencia en un muy buen espectáculo, ante un estadio repleto, en un partido lleno de emociones.Para el partido de vuelta, con un gol de Rafael Luna, los tecolotes empataban el marcador en el Jalisco, teniendo que llegar hasta los penales. Después de dos rondas de tiros de castigo, dos excelentes arqueros se veían las caras, Jorge García Rulfo, quien falló su penal y Javier "Zully" Ledezma, quien anota logrando el global de 10-9, dándoles el pase a las semifinales. En la temporada 1984-1985 nuevamente se realiza un cambio de entrenador, esta vez toma las riendas del equipo el Ing. Javier de la Torre Jiménez, quien con el mismo plantel de la temporada anterior no tiene mucha suerte durante la primera parte de la contienda y deja en manos del equipo al Sr. Luis Grill, quien es relevista por segunda ocasión y no se logra la clasificación.Helmut Senekowitsch regresa al "nido" y debido al campeonato mundial para celebrarse en nuestro país en el año 86, no existe una competencia regular. Se divide el campeonato en dos torneos cortos denominados Prode 85 y México 86 y tanto la directiva como el técnico, deciden darle oportunidad de fogueo a jóvenes surgidos de las fuerzas inferiores, en vistas de tener una campaña 86-87 con mucho futuro.Al llegar dicha campaña, se integra al plantel el uruguayo José Luis Zalazar, seleccionado nacional de su país en el Mundial del 86 y resulta una de las contrataciones más importantes, ya que consigue el primer título de goleo individual para Tecos. Asimismo surge un nuevo valor de la cantera universitaria, el mexicano Fernando Sánchez Limón, quien se convierte en poco tiempo en una verdadera pesadilla para cualquier defensa y es convocado a la Selección Nacional en apenas su primer año en la Primera División Nacional.En este segundo año consecutivo, Senekowitsch le da oportunidad a los noveles Edgar Plascencia, Héctor Quintero y Marco Antonio Díaz Ávalos.
Debido a esta mezcla, el equipo actúa de una manera irregular, empiezan a perder terreno, pero finalmente se logra la clasificación, aunque son eliminados nuevamente en la primera ronda.Dándole continuidad a Senekowitsch, inicia el torneo 87-88, teniendo el austriaco su mejor campaña en Tecos. José Luis Zalazar emigra al futbol español y llegan refuerzos nacionales como Humberto Torres y Guadalupe Zavala, además de los uruguayos Eduardo Acevedo, Carlos "Pato" Aguilera y Lorenzo Unanue, mostrándose un cuadro solvente, ya que los jóvenes empezaron a demostrar poco a poco su experiencia y con los extranjeros lograron consolidarse.Nuevamente aparece otro joven que sorprende a los expertos, Ignacio Ruvalcaba, procedente del equipo de Reservas, quien muestra un gran fuelle y se convierte en una pieza fundamental en el funcionamiento del equipo universitario.Ya calificados para cuartos de final, el primer enfrentamiento era complicado ante UNAM, primero de visitantes donde los Tecos pierden 4-1. Ya para el partido de vuelta, sin ninguna solvencia ofensiva, los "Pumas" realizan dos anotaciones más, para dejar al conjunto universitario en la orilla.El serbio Velibor "Bora" Milutinovic es quien toma el mando del equipo para la temporada siguiente, la 88-89. "Bora" deja el equipo ya clasificado, cuatro jornadas antes del término del torneo regular a su auxiliar técnico, Juan Manuel "Capi" Álvarez, debido a compromisos adquiridos con la Selección de Costa Rica para dirigirla en el Mundial siguiente a celebrarse en Italia en 1990.Su participación no fue satisfactoria en la liguilla, que en esta ocasión se realizaba dividiendo a los finalistas en dos subgrupos y los líderes de los mismos eran quienes disputarían la gran final y Tecos quedó último de su subgrupo y fuera de la competencia.

Para el inicio de la siguiente campaña, la directiva otorga su voto de confianza a Juan Manuel Álvarez para que continúe al frente del grupo, pero al inicio de la segunda vuelta Don "Lucho" Grill entra por tercera vez al relevo, ya que los resultados no fueron del todo satisfactorios.El Sr. Grill no tuvo la fortuna de su parte y nueve partidos después de su llegada fue relevado por su auxiliar técnico, Mario Oscar Maldonado, jugador del primer equipo Tecolote en la Primera Nacional, pero pese al esfuerzo realizado, no logran pasar a las rondas finales.Con la firme convicción de alcanzar el Campeonato tan ansiado, en la temporada 1990-1991 llega el brasileño Francisco “Formiga” Ferreira al mando y trae a tres noveles compatriotas para reforzar el plantel, sus nombres en aquel entonces no decían nada, pero dos de ellos fueron pilares indiscutibles en el camino al título, Osmar Donizzete y Marcelo Goncalvez. Además llegaron los nacionales José Luis Salgado y Guillermo Vázquez, provenientes del equipo UNAM y el joven Mauricio Gómez del equipo Toluca, prácticamente la base del equipo que logró el Campeonato Nacional.
Con solamente una victoria en su haber, "Formiga" fue cesado de su cargo en la jornada 8 del torneo regular, quedándose al cargo nuevamente Mario Oscar Maldonado, dejando al equipo en cuarto lugar de su grupo, sin ninguna esperanza para calificar.Para el año siguiente, el técnico argentino Jorge Hugo Castelli es el elegido para dirigir al equipo. Con tan sólo 28 unidades en su haber, penúltimos en la tabla general de posiciones y dos jornadas antes de la finalización de la competencia, Don Hugo deja el plantel en manos de otro ex-tecolote, Horacio Jácome.Llega entonces Alberto Guerra a la dirección técnica acompañado por dos buenos jugadores: Celestino Morales y Alfredo Tena, quien a la postre se convertiría en su auxiliar. La labor del nuevo estratega situó a Tecos con 26 puntos al finalizar la primera vuelta. El equipo poco a poco iba comprendiendo el sistema de juego y se estaban convirtiendo en protagonistas del futbol mexicano.
Obteniendo el cuarto lugar de la tabla general, su rival en la liguilla era el equipo Monterrey. Lograron rescatar un punto en la Sultana del Norte, mientras que sorpresivamente perdían en casa con marcador de 3-1. Guerra dejaba un equipo bien conjuntado y bien prospectado como para pelear por el campeonato la siguiente temporada y así fue.La temporada de oro por fin se dio cita. Es la 1993-1994, cuando llega Víctor Manuel Vucetich a darle seguimiento al trabajo realizado durante tanto tiempo. El técnico, junto con jugadores como Porfirio Jiménez, Jaime Ordiales, Alan Cruz, Roberto Medina, el brasileño Edson Luis Zwarics, el uruguayo Claudio Morena y los novatos Dulio Davino y Eustacio Rizo, fueron quienes llegaron al plantel cuando éste se encontraba en la cima, en su mejor momento y con todo a favor.Después de inolvidables partidos, donde destacaban Osmar "Pantera Negra" Donizzete y el líder tanto de la defensa como del equipo en general, Marcelo Goncalvez, el equipo se clasifica en primer lugar en la tabla general logrando 51 puntos; fue el equipo que más anotó: 49 dianas y el que menos recibió: 26. Además del récord impuesto por el portero Alan Cruz de 737 minutos sin recibir anotación en su marco.No había dudas, Tecos estaba obligado a ganar el campeonato de la Primera División, ya le tocaba.
Por ser líder general de la competencia, su primer rival era el Morelia. En el partido de ida en la capital michoacana, Tecos supo aprovechar las oportunidades que brindaba el rival y lo venció 3-0. El partido de vuelta en el “3 de Marzo” fue por demás espectacular, nuevamente Tecos se mostró superior y repitió la dosis. Estaban en semifinales.El rival en turno era el América. En el Estadio Azteca se verificó el partido de ida; después de 90 minutos apasionantes y pese a ir abajo en el marcador, Tecos da la vuelta al partido y ganan 3-2.En el “3 de Marzo”, el rival salió a dar el todo por el todo y a llevarse a toda costa la victoria, tanto así que le estaban resultando las cosas a las "Águilas", quienes iban adelante en el marcador, pero los Tecos anotan, emparejan el global y logran su pase a la gran final, por primera vez en su historia.El rival a vencer era el Santos Laguna; los Tecos terminaron el encuentro perdiendo por la mínima diferencia. Todo se decidiría en el partido de vuelta.Fue un partido disputado, agresivo gran parte del tiempo, pero la fortuna estaba del lado de los emplumados y por medio de un autogol, logran el empate en el marcador global. Seguían los tiempos extras.
A los 3 minutos del primero, Tecos se puso al frente en el marcador con un gol de Donizzete, tanto que daría la victoria y también el Campeonato.
Después de esta gran victoria universitaria, se logra mantener el cuadro ganador del campeonato anterior, incorporando elementos como Markus López y Agustín García. Se tiene un plantel altamente competitivo y logran pasar a la siguiente ronda, donde son eliminados por el Necaxa que sería el equipo Campeón.
Para la campaña 1995-1996, último torneo largo, llega el Sr. Jesús Bracamontes como timonel de la escuadra, quien le da seguimiento a jóvenes promesas de Tecos, aunque unas jornadas antes de finalizar el campeonato lo releva el peruano Julio César Uribe. No se logra clasificar a la liguilla.El siguiente campeonato se divide en dos torneos cortos, uno de agosto a diciembre, denominado Invierno y otro de enero a mayo, denominado Verano.
Continúa Uribe al mando del equipo, reforzándose con jugadores extranjeros como David Embe de Camerún y Amarildo Soares de Brasil. Con la mala fortuna de su lado, Uribe no logra los objetivos impuestos por la Directiva y llega al mando Luis Fernando Tena, quien logra rescatar algunos puntos.Para el Torneo de Verano ‘97, el "Flaco" Tena sigue al frente del plantel y se refuerza con Darío Muchotrigo, Julio César Yegros, Omar Gómez, Simon Moukoko y el regreso de Porfirio Jiménez. Logran tan sólo 20 unidades, pero alcanzan una reclasificación ante el Morelia, con quien pierden su pase a la liguilla.Queriendo dar un aspecto más ofensivo al equipo, regresa Víctor Manuel Vucetich y jugadores como Manuel Vidrio, Carlos "Abuelo" Hernández, Salvador Alfaro, Carlos Briones y el serbio Zdenko Muf. Sin embargo, fue muy mala campaña, terminando últimos en la general y además con serios problemas en la tabla de cocientes. Era el Invierno ‘97.Con el "fantasma" del descenso a cuestas, se da continuidad a Vucetich en el plantel y llegan dos refuerzos, el peruano Roberto Palacios y el uruguayo Rubén "Polillita" Da Silva.
Después de un torneo y un grupo bastante difícil, se logra la reclasificación, en esta ocasión contra el equipo del Puebla, a quien vencen fácilmente y pasan a la siguiente ronda, con un rival más difícil, el Atlas, con quien pese a ir adelante en el marcador como locales, en el de vuelta pierden las semifinales.Para el siguiente torneo corto, el de Invierno ‘98, con refuerzos como Pavel Pardo y Guillermo Hernández, Vucetich es relevado en la jornada 3 de la competencia. Su lugar es ocupado por el novel Jorge Martínez Sandoval, quien realiza una estupenda campaña, logrando clasificar al equipo en forma directa. Se pierde en cuartos de final ante Necaxa.
Inicia el torneo Verano ‘99 y en la novena jornada, Martínez Sandoval es remplazado por Carlos Reynoso, quien pese a los pronósticos logra clasificar al equipo a una reclasificación, pero lamentablemente es eliminado por el Santos Laguna.Es el turno del estratega argentino Roberto Saporitti. Para el Invierno ‘99 se refuerza al plantel con los jugadores mexicanos Alejandro Pérez y Edgar García de Dios, además de la sensación uruguaya Sebastián "Loco" Abreu. Logran su clasificación directa a la liguilla y en cuartos de final son eliminados de nueva cuenta por el Atlas de Guadalajara.En el naciente año 2000, llega Rafael Puente como director técnico; nueve fechas después es cesado y llega Oscar Quiroga, quien fuese auxiliar técnico de Saporitti, técnico que conocía excelentemente al plantel, pero no le alcanzaron los puntos ni para una reclasificación. Lo gratificante de este torneo, es el campeonato de goleo que obtiene Sebastián "Loco" Abreu, al conseguir 14 tantos.Llega el Invierno 2000 y parte de la pretemporada es la Copa Universidades de América, organizada por la Institución para celebrar el XXX Aniversario de fundación del Club, estrenándose el argentino Rubén Omar Romano como director técnico.Los refuerzos son el portero Martín Zúñiga, el lateral Rodolfo "Faty" Navarro, el central Raúl Llanes Toro y el volante por izquierda Edson Alvarado. La campaña fue regular, pero pese a ganar el último partido que podría ser el pase a la liguilla, por combinación de resultados Tecos queda fuera.Para el siguiente torneo, Verano 2001, se le da continuidad a Romano y se refuerza el plantel con el goleador chileno Reynaldo Navia, el colombiano Wilmer Ortegón y el brasileño Sandro André Da Silva, además del regreso de Joseph Marie Tchango. Se ganó el primer cotejo del torneo sobre la UNAM, donde Navia se estrenó como goleador tecolote.Se logra el pase al repechaje, en donde con la buena actuación tanto de Navia como de Bautista, se logra pasar sobre los Monarcas y lograr los cuartos de final.
El Santos Laguna vino con un planteamiento táctico tan bueno, que les sacó el triunfo a los “Tecolotes” en casa 2-3. El partido de vuelta en el Corona, fue un apabullante 4-0 en contra de los universitarios.Para el siguiente torneo, pese una mala campaña, Romano fue cesado de su cargo en la jornada 17, dos antes de finalizar el torneo. Su lugar lo ocupó el chileno Omar Sandoval, quien logra terminar el torneo, pero sin clasificarse de nueva cuenta.El siguiente torneo, Verano 2002, Omar Sandoval es ratificado en el cargo, pero renuncia después de la tercera jornada, dejando su lugar nuevamente al peruano Julio César Uribe quien termina de manera regular la campaña y es ratificado para la siguiente.El torneo de Invierno, es reemplazado por Apertura y el torneo de Verano por Clausura.Inicia la Apertura 2002, donde los Tecos se refuerzan con el regreso de Osmar Donizzete, Roberto Palacios, Gandhi Vega y Gilberto Adame, además de la incorporación de los argentinos Patricio Camps, Juan Manuel Azconzábal y el delantero mexicano, Jorge Santillana. Liderearon las primeras posiciones de la tabla general hasta la jornada 14.

Para el Torneo de Clausura 2003 Tecos se refuerza con el peruano José Alfredo Castillo, el argentino Martín Boasso y el mexicano Oscar Hugo Olvera.En la Apertura 2003, se inicia el torneo con serios problemas en la tabla de cocientes, por lo cual la directiva universitaria decide contratar al uruguayo Eduardo Acevedo como director técnico, quien solicita refuerzos, poco conocidos en México pero de toda su confianza. Así es como llegan Eliomar Marcon, delantero proveniente de Brasil; Danilo Turcios medio campista hondureño y el defensa central Máximo Lucas, uruguayo proveniente del River Plate argentino. De los jugadores nacionales llegaron Juan Pablo Rodríguez, Eduardo Lilligston, además de Flavio Davino, Eustacio Rizo, Mauricio Gallaga y Edson Alvarado, quienes en diferentes temporadas habían vestido la casaca universitaria.Acevedo armó un buen equipo, quienes logran uno de los mejores torneos al finalizar en la tabla general en sexto lugar, consiguiendo 31 unidades. Debido al sistema de competencia, Tecos tiene que jugar la reclasificación ante el Cruz Azul, equipo que ganó tanto el partido de ida, como el de vuelta, eliminando de esta manera al equipo de la competencia.A petición del técnico, quien tuvo voto de confianza de la directiva, para la Clausura 2004 regresa el uruguayo Sebastián "Loco" Abreu como único refuerzo del equipo. De esta manera se buscaba luchar por el Campeonato, y por escalar posiciones en la tabla de cocientes.Con base a la muy buena campaña que se tuvo en el torneo anterior, todo parecía indicar que se lograría estar en los primeros lugares de la general, teniendo un buen inicio, pero las lesiones y las expulsiones de elementos importantes, no se logró la continuidad que tan buenos resultados le había redituado a Acevedo, por lo que la presión en la tabla de descenso fue tal, que Eduardo Acevedo deja el equipo en la jornada 14.El peruano Julio César Uribe llega por tercera ocasión a hacerse cargo del equipo para el cierre del torneo, se logra una importante victoria ante el Puebla, y Tecos consigue su permanencia en el máximo circuito. Uribe debuta en este torneo a dos jóvenes valores, Rafael Gaytán y Alberto Ramírez, provenientes de las Fuerzas Básicas del club.
La directiva universitaria le da continuidad al trabajo del peruano, quien inicia al frente de Tecos para el torneo Apertura 2004. Como refuerzos regresa el boliviano José Alfredo CAstillo, llegan de Atlas el arquero José de Jesús Corona y el lateral Gerardo "Tato" Torres, además de Moctezuma Serrato, delantero proveniente de "Pumas", además del delantero Ederson Fofonka, brasileño militando en el fútbol griego.Inician el campeonato con el pie derecho al obtener dos importantes victorias de manera consecutiva, la primera ante el Campeón UNAM, como visitante y la segunda ante el América como local, equipos poderosos y además rivales de grupo. Conforme iba avanzando la competencia, Tecos veía cada vez más cerca a sus rivales en la tabla de decenso, por lo que en la jornada 9, Uribe es cesado y entra al relevo un jóven técnico mexicano, Daniel Guzmán.A pesar del esfuerzo, Tecos no logra los resultados óptimos, se termina la Apertura 2004 en último sitio de la tabla general.Buscando la permanencia en la Primera División, la directiva de Tecos no escatima en reforzar al equipo, y debido a que solo podían hacerse tres cambios, llegan al equipo Carlos María Morales, delantero uruguayo proveniente del Atlas; Diego Daniel Colotto, defensa central argentino, y Daniel Emmanuel Ludueña medio argentino proveniente del River Plate. Fueron pocos pero contundentes, tan pronto inició la Clausura 2005, Ludueña se hizo presente en la tabla de goleo individual además de Eliomar Marcón quien se reencontró con el gol.Resultó un excelente torneo, haciendose presentes en los primeros cuatro lugares de la tabla general en cada jornada, obteniendo muy buenos resultados, y lo más importante jugando un buen fútbol, vistoso, elegante y ordenado, con el sello particular de Daniel Guzmán.El primer objetivo, salvarse del decenso, fue logrado en la jornada 14, y para la siguiente ya estaban clasificados a la Liguilla por el título.Se clasificó en cuarto lugar general, y en cuartos de final Tecos enfrentaría a los "Hidrorayos" del Necaxa. El primer partido tuvo lugar en el Estadio Victoria de Aguascalientes, en donde el equipo corrió, lució y venció por marcador dos goles por cero, tantos antotados por Eliomar Marcón y Daniel Ludeña. Con esta ventaja, Tecos enfrentó al Necaxa en el 3 de Marzo, y lo derrotó por marcador de dos a uno. Se conseguía pasar a la siguiente ronda.Semifinales por segunda vez en la corta historia de Tecos en Primera División, y el rival a enfrentar "Monarcas" Morelia. Por posiciones en la tabla, el primer partido se jugó como local, en donde en un excelente partido se ganó con la mínima diferencia, con gol de cabeza del central Juan Carlos Leaño. Para el partido de vuelta en la capital michoacana y con un Estadio Morelos completamente lleno, Tecos tomó la ventaja en el primer tiempo, con excelente gol de larga distancia por parte de Carlos María Morales. Aunque Morelia no se vencía y lograba llegar a la portería defendida por Corona constantemente, y en el segundo tiempo consiguió el empate del partido, aunque aún le faltaba una anotación; la defensa universitaria conformada por Alex Villalobos, Juan Carlos Leaño, Diego Colotto, Flavio Davino y Andony Hernández, fue un muro, no dejó que pasaran los embates morelianos, y Tecos conseguía estar en la final de la Clausura 2005, el rival a enfrentar, nada más y nada menos que el América, una final que prometía.Con un equipo lleno de confianza y motivados al cien por ciento, Tecos enfrentaban al América en el 3 de Marzo en el primer partido de la gran final. Con un estadio lleno, y con varios eventos preparados para el medio tiempo, Tecos saltó a la cancha con hambre de triunfo, teniendo llegadas constantes a la portería contraria, sin poder definir. Fue en el segundo tiempo que el central Diego Colotto logra anotar para Tecos. El equipo estaba atacando de manera constante, cuando el árbitro del encuentro marca un penal en contra, que fue anotado por los americanistas dejando los cartones finales empatados a un gol.Para el partido de vuelta en el Estadio Azteca, Tecos empezó atacando, pero el América anotó al 2' su primer tanto del encuentro, y al 5' el segundo. El equipo se levantó y Eduardo Lillingston anotaba el primero de Tecos para irse al descanso dos goles por uno. En la parte complementaria, el equipo lució y llegó constantemente al marco americanista, pero llegó la tercera por parte del América, y Morales lograba acercar el marcador, pero el América salió con la mira bien apuntada, y llego el cuarto para las "Aguilas"; aunque Flavio Davino acortó el marcador en un excelente gol, al minuto Gabriel López anotaba el quinto y Tecos ya no pudo acercarse, y vino el sexto y último del América, coronandose Campeón de la Clausura 2005.

3 Comments:

At 4:48 PM, Blogger Juan Alvarez said...

Pues no me había dado cuenta en qué momento empecé a jugar futbol. !Pero qué bueno que llegamos al mundial, de todas formas! :-)

Juan Manuel Alvarez
Desde Costa Rica

 
At 4:51 PM, Blogger Juan Alvarez said...

Pues no me había dado cuenta en qué momento empecé a jugar futbol. !Pero qué bueno que llegamos al mundial, de todas formas! :-)

Juan Manuel Alvarez
Desde Costa Rica
Mi página

 
At 12:12 PM, Blogger Marco Salazar said...

En que años fue cuando Juan José Salazar Dueñas empezo a sugar con Los tecolotes? Yo me acuerdo que Miguel Angel Gamboa estaba en el equipo jugando. No puedo encontrar nada de mi tío en las páginas de los tacos. Por favor puede ayudar. Gracias.

 

Post a Comment

<< Home